Cinco mitos sobre el mal aliento

Cinco mitos sobre el mal aliento

Nadie quiere padecer mal aliento, nos hace sentir incómodos y puede hacer que las situaciones sociales sean difíciles. Pero es un problema común y suele ser fácil de manejar. Sabemos que hay mucha desinformación sobre el mal aliento, así que vamos a aclararlo antes de abordar el problema.

El mal aliento proviene de los alimentos que comemos

Sí y no. Cuando consumes alimentos hechos con ajo o cebolla, el efecto es temporal. Sin embargo, el mal aliento crónico se relaciona con los altos niveles de compuestos volátiles de azufre, causados por bacterias anaeróbicas que se acumulan en la parte posterior de la lengua como resultado de una mala higiene oral.

Yo sabría si tengo mal aliento

No es posible saber si tienes mal aliento ahuecando las manos entre la boca y la nariz. El mal olor se origina en la parte posterior de la boca, y se expulsa hacia delante y fuera de la boca solo cuando hablamos. Si te preocupa tener mal aliento, pídele a un amigo cercano o a un familiar que lo compruebe.

El mal aliento viene del estómago

No siempre. Algunas veces puede ser un síntoma de problemas gastrointestinales. Pero los estudios muestran que el 85 por ciento de los problemas de mal aliento comienzan en la parte posterior de la boca, donde las bacterias que producen azufre se esconden debajo de la superficie de la lengua. Es por eso que limpiar tu lengua con un raspador es esencial para un aliento más fresco.

Me lavo los dientes, así que no puedo tener mal aliento

El cepillado solo no eliminará todas las bacterias. Las partículas de alimentos invisibles y más bacterias se esconden debajo de una capa delgada de mucosidad en la lengua, por lo que debes asegurarte de utilizar un raspador de lengua. Y no olvides usar el hilo dental y enjuagar después como de costumbre.

Puedo enjuagarme con un enjuague bucal para controlar mi mal aliento

Una rápida pasada con el enjuague bucal solo ocultará el problema temporalmente. Cumple con el cepillado regular, la limpieza de la lengua, el hilo dental y el enjuague para regular las bacterias en tu boca.
Si crees tener mal aliento crónico, debes hablar con tu médico, ya que puede ser un signo de un problema médico. Pero no te preocupes, ya sea que el mal aliento sea crónico o no, es algo fácil de controlar con un poco de cuidado diario.

CONSEJO RÁPIDO

Cepíllate los dientes al menos dos veces al día durante dos minutos, usa hilo dental una vez al día, limpia tu lengua y enjuágate con un enjuague bucal antiséptico cada vez para mantener el aliento fresco.

 

Tus Preguntas Sobre Salud Bucal

Encuentra útiles consejos sobre tus preocupaciones de salud bucal en nuestras guías creadas por Pepsodent, el experto dental para toda la familia.

LEER MÁS ARTÍCULOS