La verdad detrás del enjuague con aceite para blanquear los dientes

La verdad detrás del enjuague con aceite para blanquear los dientes

Descubre la verdad sobre los tratamientos alternativos para blanquear los dientes, desde el aceite hasta el bicarbonato de sodio.

Tener una sonrisa blanca es una parte importante de cualquier rutina de belleza y, a veces, la gente intentará métodos menos convencionales para lograr dientes impecables. Pero, ¿cuál es la verdad detrás de las tendencias alternativas de blanqueamiento dental, como el enjuague con aceite de coco? ¿Son tan efectivos como lo hacen parecer algunas personas? Sigue leyendo para descubrir la verdad sobre el enjuague con aceite, además de otros dos tratamientos de blanqueamiento caseros tan comentados...

Te contamos los mitos sobre el blanqueamiento dental

1. Enjuague con aceite para blanquear los dientes

Esta técnica de blanqueamiento es tendencia en la actualidad y ha sido mencionada en muchos blogs de belleza, pero ¿realmente funciona? En resumen, no, no de una manera que haya sido científicamente probada hasta la fecha.

Se origina en un remedio popular de la India, enjuagarse con aceite implica ponerse aceite de coco o aceites esenciales en la boca. Cuando escupes la mezcla, debería haber cambiado de una sustancia clara a un líquido blanco lechoso. Esto, se dice, muestra las "toxinas" y bacterias "malas" que se han extraído de tu boca.

Además de blanquear los dientes, se dice que este método ayuda a minimizar la placa y a mejorar la higiene bucal. Aunque ver estas bacterias supuestamente "malas" en el lavamanos es satisfactorio para quienes prueban el método, no existe evidencia científica de sus afirmaciones sobre el blanqueamiento dental o la mejora de tu sonrisa.

2. Bicarbonato de sodio para blanquear los dientes

El método de blanqueamiento con bicarbonato de sodio implica cepillarse los dientes con bicarbonato de sodio dos veces por semana además de la rutina habitual. Algo adicional es agregar un chorro de jugo de limón al bicarbonato de sodio, frotar la mezcla sobre los dientes y dejar durante un minuto antes de lavar. Se aconseja que esto se haga una vez a la semana como máximo.

Como el bicarbonato de sodio es un abrasivo suave y el jugo de limón es naturalmente ácido, ambos métodos pueden causar desgaste en el esmalte. Si bien el bicarbonato de sodio puede eliminar manchas menos difíciles (lo que da la apariencia de blanqueamiento), se debe usar con mucha precaución para evitar dañar el esmalte y aumentar los problemas dentales a largo plazo.

3. Aceites esenciales para el blanqueamiento dental

Los entusiastas de la salud natural y alternativa aconsejan todo tipo de tratamientos de blanqueamiento basados en aceites esenciales, desde menta, clavo de olor, canela y eucalipto. Como no es recomendable ingerir aceites esenciales ni usarlos internamente, se debe evitar este método para blanquear los dientes.

Los dientes más blancos pueden hacerte lucir y sentir genial, y la mejor manera de lograrlo es a través de una rutina que no solo blanquea los dientes, sino que también es segura para el esmalte dental.

La pasta dental White Now utiliza tecnología Blue Light, un método de blanqueamiento óptico que instantáneamente blanquea los dientes* sin el potencial daño de los métodos alternativos o el blanqueamiento, es seguro para el esmalte y es recomendado por la Federación Mundial de Odontólogos para su uso diario.

Usar White Now mejorará instantáneamente la blancura de tus dientes, y mantendrá tu sonrisa hermosa durante mucho tiempo.

CONSEJO RÁPIDO

Usa el bicarbonato de sodio con precaución, ya que es abrasivo y puede contribuir al daño del esmalte a largo plazo.

 

Tus Preguntas Sobre Salud Bucal

Encuentra útiles consejos sobre tus preocupaciones de salud bucal en nuestras guías creadas por Pepsodent, el experto dental para toda la familia.

LEER MÁS ARTÍCULOS